Apple advirtió que los accesorios del sistema de carga inalámbrica de sus nuevos teléfonos iPhone 12, denominado MagSafe, puede interferir con algunos dispositivos médicos, como los marcapasos o los desfibriladores.

La interferencia radica en que esta tecnología de carga, incorporada inicialmente en los MacBook y luego extendida a los iPhone, emplea imanes y campos electromagnéticos, mientras que los marcapasos o los desfibriladores cuentan con sensores que pueden verse afectados.

Aunque la compañía recomendó consultar con los profesionales médicos, la distancia recomendada con el dispositivo sería de unos 15 centímetros, aunque si los teléfonos se están cargando de manera inalámbrica la distancia ideal sería de 30 centímetros.

Sigue nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook Telegram

Marketing Digital, E Commerce, Seo, Mercadeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *