Una manera de organizar tu tiempo para poder adquirir esos hábitos es utilizar TIME BLOCKING, que es una técnica que consiste en planificar el día por adelantado y reservar determinados bloques de tiempo para tareas específicas.

Con éste método, podemos delimitar y especificar qué tiempo le dedicaremos a s cada actividad, evitando las listas infinitas de tareas, que no funcionan por el simple hecho de que siempre hay más cosas por hacer y te incitan a trabajar más y más.

Así que no solo es importante saber QUÉ tareas tienes que hacer, sino CUÁNDO vas a hacerlas.

Con esta simple planificación conseguirás aumentar tu compromiso y disminuir la procrastinación.

Al tener que seguir una estructura a lo largo del día y hacer tareas en determinados bloques de tiempo, el cerebro trabaja más eficiente y te obligas a concentrarte mucho más en cada cosa.

Pon en práctica estas acciones y coméntanos que tal te va, guarda este mensaje para consulta y compártelo para multiplicar la información.

Letty Magdaleno

Sigue nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook Telegram

Marketing Digital, E Commerce, Seo, Mercadeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *